banner publicidad

Patones de arriba, un pueblo, un reino...

 

Patones de Arriba

El Pequeño Reino de Patones ofrece paseos entrañables, hoteles y alojamientos rurales, restauración de calidad, comida, cocina, vino, cordero y carne, rutas de senderismo y cicloturismo, exposiciones y rutas guiadas, yacimientos arqueológicos y un amplio patrimonio arquitectónico.

 

El nombre de  Patones proviene del apellido que tenían sus fundadores que era Patón. Hasta el siglo pasado el pueblo se llamó Los Patones en alusión a sus primeros habitantes.

La  noticia de esos primeros fundadores de Patones se da en Uceda en un padrón de 1527 en el que se enumeran los vecinos que contribuyeron en la reparación de un puente sobre el río Jarama y que tenían el apelllido Patón.

Posteriormente, en 1555 hay un nuevo padrón que se conserva en el Archivo de Simancas que menciona la alqueria de la Hoz de los Patones (hoy Patones de Arriba) integrada por 7 vecinos.

Cita al mismo tiempo la alquería de los Pradales que hasta casi nuestros días era considerada por la leyenda como el origen del actual Patones, lo cual es falso, pues las dos poblaciones fueron habitadas al mismo tiempo.

Los habitantes de los Pradales se bajaron a Patones en fechas desconocidas que algunos situan en el Sigo XVIII. Se puede decir entonces que Patones nació entre 1527-1555.

En 1687 aparece la existencia del Rey de los Patones. Se trata de la visita que hizo el Rey al Cardenal Moscoso a su paso (1653) por Torrelaguan para pedirle la construcción de una ermita en el pueblo.

El Rey era una especie de alcalde o juez de Paz, y como dicen los documentos clásicos, sería un anciano que administraba justicia entre los vecinos.

Se dice que cuando el rey Carlos III se dirigía  a estos personajes lo hacía refiriéndose al rey de los Patones. 

Este singular pueblo cuenta con dos zonas diferenciadas, Patones de arriba y Patones de abajo. En la década de los 60 empezó una migración casi completa de todos los vecinos del pueblo de la zona de arriba a la de abajo y Patones de Arriba quedó prácticamente deshabitado. En la actualidad Patones de Arriba se ha convertido casi en un museo, un bello pueblo totalmente restaurado, con casas de pizarra y calles empedradas y mucho encanto.

¿Qué podemos ver en Patones de Arriba?

El Ecomuseo de la Pizarra: Una ruta al aire libre que nos permitirá conocer la arquitectura negra (realizada en pizarra) a través de los edificas más emblemáticos de la villa, de esta forma daremos un bonito paseo por el pueblo y veremos los lugares más importantes. En la Oficina de Turismo nos proporcionarán un mapa con la ruta a seguir y toda la información relevantes sobre cada edificio. 

Antigua ermita. Un  bonito edificio que quedó casi devastado en la Guerra Civil y donde actualmente se encuentra la Oficina de Turismo.

Museo-Aula Geológica: Está en la antigua casilla de Campoalbillo del Canal de Isabel II. Veremos una colección de rocas de la zona y fósiles, paneles explicativos y algunas reproducciones de la Cueva del Reguerillo.

Senda Ecológica El Barranco: para los amantes de la naturaleza nada mejor que disfrutar de esta bonita senda por la naturaleza que une los dos pueblos, Patones de Arriba y Patones de Abajo. Un camino que discurre paralelo al arroyo de Patones entre paredes de piedra. Son apenas 750 metros que nos permitirán contemplar el bosque de ribera del Jarama, olivares, viñas, campos de cereal y montes mediterráneos con encinas y quejigo. Aquí también podremos ver La Cueva del Aire habitada desde el Neolítico y que actualmente se utiliza para la práctica de la espeleología.

¡Suscríbete!

Recibe nuestras noticias en tu email:
Please wait

El Tiempo

giweather joomla module

Facebook

twitter

Noticias Externas

España